Translate

lunes, 14 de noviembre de 2011

DIETA AYURVÉDICA: LA MÁS ANTIGUA DE LA HISTORIA Y DIETA BUDISTA: PARA BAJAR EL COLESTEROL RÁPIDAMENTE

DIETA AYURVÉDICA



El Āiur vedá o Ayurveda es un antiguo sistema de medicina india.

Los remedios, principalmente plantas, se eligen por su capacidad de armonizar el equilibrio entre el paciente y las influencias básicas de la vida, tales como la dieta, el trabajo y la vida familiar.

En idioma sánscrito, āiuh: ‘duración de la vida’ y vedá: ‘verdad, conocimiento’.

En sus páginas recoge un extracto de la filosofía médica del periodo védico. Es de autoría diversa: desde el autor mítico (Dhanu Antari, el avatar de la medicina) hasta los apenas conocidos. Temáticamente describe con mucha precisión los cinco “elementos fundamentales”:

tierra, agua, fuego, aire y éter.








La medicina ayurveda o ayurvédica fue la primera a tener en cuenta una dieta según el temperamento y constitución o Dosha de cada persona o paciente.

Nuestra mente y nuestro espíritu se alimentan de los productos que comemos, por ello una dieta sana es aquella dieta equilibrada, adecuada a nuestro cuerpo y a nuestra manera de ser y que está en consonancia con el clima diario en que vivimos.

Todos sabemos que los alimentos los digerimos y éstos liberan energía, esta energía ha de ser de buena calidad para que nos sintamos alegres, activos, es decir, energéticos. Y además estos alimentos digeridos son los que formarán las nuevas células de nuestro cuerpo, por lo que han de ser de buena calidad para que formen células sanas.

Los alimentos de buena calidad son aquellos que sean frescos, con poca grasa, y que sean cocinados pocas horas antes de ser comidos.


La medicina ayurvédica descubrió que no bastaba que los alimentos fueran de buena calidad para que produjeran energía de calidad y células sanas, además había que tener en cuenta otros factores que influían en la digestión y metabolismo de los alimentos
:

El clima es un factor importante en la digestión de los alimentos porque al producirse el proceso digestivo en el estómago se acumula una cantidad de calor determinada para que los alimentos se cuezan, es decir, se digieran.





Si vivimos en un clima cálido, por ejemplo en verano, el sol calienta nuestro cuerpo y nuestro estómago ya está caliente por lo que no necesita generar más calor para digerir los alimentos, por ello en verano nos gusta comer helados y ensaladas porque aportan frescor a nuestro estómago y este adquiera así la temperatura adecuada para una buena digestión, pero si comemos picante añadimos más calor al estómago y éste aún se calienta más y la digestión "se quema", produciendo un mal metabolismo de las cenizas y causa un daño a nuestra salud.

Lo mismo pasa en invierno, hace frío y nuestro cuerpo se enfría, necesitamos ropa de abrigo para mantener la temperatura normal del cuerpo y nos gusta comer sopa caliente porque nuestro estómago está frío y necesita calor extra para digerir los alimentos, comemos comida caliente para aportar calor y comida cocida para que el estómago necesite menos temperatura para digerir y metabolizar los alimentos. Pero si comemos alimentos fríos y sin cocinar nuestro estómago no tendrá la suficiente temperatura para digerirlos y se quedarán medio crudos y dañarán nuestra salud.


Equilibrio y combinación de los alimentos en la dieta ayurvédica
La medicina ayurvédica recomienda comer cuando se tenga hambre, ya que el estómago se pone en funcionamiento cuando siente el estímulo del hambre, y no comer si no se tiene hambre porque si el estómago está parado la comida ingerida causará toxinas que producirán futuras enfermedades.

Los alimentos, nuestro cuerpo y nuestra mente
La medicina ayurvédica distingue en el cuerpo humano tres energías biológicas que llama Doshas que son las que rigen todas las funciones fisiológicas y mentales de nuestro cuerpo:

Vata Dosha: es el aire que hay en nuestro cuerpo, entra a través de la respiración y de la descomposición de los alimentos durante el proceso de la digestión y el metabolismo, sirve para que nosotros respiremos y vivamos, para que respiren las células de nuestro cuerpo y para que funcione el sistema nervioso.
Pitta Dosha: es el fuego, es decir, el ácido que digiere los alimentos en el estómago y las enzimas que producen el proceso metabólico de los alimentos digeridos, creando energía corporal y mental.




Kapha Dosha: es el agua y la tierra, la materia, los distintos tipos de células que forman nuestro cuerpo.
Estas tres energías están presentes en todos los seres de la tierra, pero en diferentes proporciones según sean unos seres u otros. Entre los humanos, cada uno tiene una proporción energética diferente, pero todos ellos viven las mismas etapas de la vida, y éstas también están regidas por los Doshas.

Los distintos tipos de constitución humanaCuando un Dosha está en mayor proporción en un cuerpo se considera que esa persona está más afectada por aquel Dosha que por los otros dos Doshas de su cuerpo.

Constitución Vata: son aquellas personas de hombros estrechos, altas o bajas, muy activas, hablan mucho.
Han de comer de todo en pocas cantidades varias veces al día porque su estómago no puede digerir mucha cantidad de comida a la vez.
Constitución Pitta: son aquellas personas de hombros anchos, de estatura mediana, con ambiciones.
Han de comer de todo con abundancia tres veces al día porque su estómago tiene gran capacidad de digestión y si no comen bien se sienten mal.
Constitución Kapha: son aquellas personas corpulentas, simpáticas, lentas, y siempre hambrientas.
Han de comer de todo en cantidades moderadas, pero solo tres veces al día, no entre horas porque su metabolismo es lento y con tendencia a bloquear los canales energéticos y fisiológicos, como por ejemplo el colesterol.




Los alimentos y las enfermedadesLas enfermedades son causadas por la acumulación o disminución de uno o varios Doshas, por lo que el cuerpo enfermo tiene una composición energética diferente, es decir, el cuerpo enfermo no está regido por los mismos Doshas que lo regían cuando nació, y por ello necesitará una alimentación diferente, adecuada a su enfermedad





DIETA BUDISTA.




La dieta budista ha sido recomendada para aquellas personas que tienen el colesterol muy alto y necesitan bajarlo de una forma rápida. La dieta budista está contraindicada a quienes (OJO) tienen problema de sodio o hipotensión (presión arterial baja).
**Consiste en comer durante dos semanas arroz integral acompañado de frutas, como manzanas, fresas y cítricos y de verduras. El arroz se puede condimentar con sésamo, pimienta o salsa de soja. Solamente se puede beber té chino. Se pueden llegar a perder hasta cuatro kilos por semana.

Desayuno: una infusión, un yogurt descremado y frutas.

Almuerzo: una ensalada de arroz integral con verduras y frutas.

Merienda: una infusión, un yogurt descremado y frutas.
Cena: 150 gramos carne sin grasas (magra) o pescado a la plancha, acompañado de 100 gramos de arroz integral con verduras hervidas y frutas cítricas..


***La dieta budita es una dieta muy dura de seguir ya que resulta monótona y provoca abandono. No se trata de una dieta equilibrada ya que prohibe muchos tipos de alimentos; alargar la dieta en el tiempo provoca carencias de vitaminas, hierro y calcio.


***No es recomendable por tanto hacer de ella una forma de alimentación regular.
Digamos que una vez conseguido el objetivo de reducir nuestro colesterol, deberíamos volver a la normalidad pero lógicamente, tomando las precauciones necesarias para que no volviera a ocurrir aquello que motivó nuestro cambio en el alimentación

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores