Translate

jueves, 21 de febrero de 2013

EL MAYOR SECRETO DE LA EFECTIVIDAD DE UNA HIERBA MEDICINAL: SU MOMENTO DE RECOLECCIÓN.


"Los árabes fueron los primeros en relacionar las plantas medicinales con los planetas o signos. Se usaron varios sistemas para atribuir a cada planeta su planta.
Por ejemplo, Marte era considerado caliente y seco, por lo que regiría plantas de sabor acre o picante.
Pero fue Nicholas Culpeper (1616-1654), quien dio un giro de tuerca a la situación. Autor del más famoso herbario de su época. Culpeper distribuye las plantas según sus propiedades curativas:

La agrimonia es beneficiosa para el hígado, el diente de león también, de tal modo que su planeta es Júpiter, que rige el hígado.


Cada planeta se convierte en dueño de un día de la semana, cosa por otra parte ya entendida desde la antiguedad. Así, tenemos que luna/lunes, marte/martes y sucesivamente toda la semana completa.

Las hierbas recogidas en función de su finalidad y en el día del planeta que rige ese órgano enfermo, multiplican su efectividad, sobre todo en la primera y la octava hora."
Este post es original de "Heaven" y se puede encontar en su blog:
ASTROLOGIA, MAGIA Y ARTES ADIVINATORIAS .

Lo realmente cierto del caso es que Heaven pone el dedo en la llaga. De las plantas que compramos en herbolarios a las que recolectamos en el momento justo, existe una gran y lógica diferencia. Pero que nadie se crea que no resultan efectivas, ya lo creo que si.
Lo que ocurre es que con ciertas normas de recolección, a su fuerza curativa unen otra "fuerza" por la que antaño se quemaba a mucha gente. Una "fuerza incomprendida", sutil, invisible que emana de su propio interior y es imposible de replicar en un laboratorio.

Las normas de las que habla Heaven en su post, son válidas y a estas hay que sumar la hora concreta y el momento.


  • Una planta debe recolectarse al amanecer, nunca en día de lluvia y jamás si ya le está dando el sol de plano.

  • Si nos es imposible recolectarla al amanecer, hagámoslo justo cuando comienza el día; es decir: en la primera hora del mismo.

  • Las plantas sienten, reaccionan a los estímulos exteriores y es necesario que la recolección se lleve a cabo con respeto total a las mismas. Nunca recolectar más de lo extrictamente necesario y no lastimar jamás plantas circundantes que no sean el objeto de nuestros deseos.

Probad lo que digo, puede que más de uno se sorprenda.

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog