Translate

domingo, 10 de febrero de 2013

LA ZANAHORIA: UN TREMENDO PODER CURATIVO GENERALMENTE IGNORADO. Instrucciones para llevar a cabo su curar

 Es la zanahoria uno de los vegetales más indicados para ser tomado crudo y debidamente lavado, ya que su masticación limpia los dientes y desarrolla los músculos masticadores. Por su riqueza en vitaminas y sales minerales ayuda a la formación de glóbulos rojos, y combate y previene de numerosas enfermedades:



  • Vista, riñones, depuradora de la piel e irregularidades intestinales,
  • El valor bioquímico de la zanahoria es grande. Es extraordinariamente rica en sales minerales y en vitaminas A, B y C.
  • Crudas, en ensaladas, son siempre preferibles, aunque cocidas, asadas o fritas resultan muy sabrosas en la preparación de diversos platos.


  • La zanahoria es uno de los vegetales más apropiados para ser tomada cruda y debidamente lavada. La laboriosa masticación a que obliga limpia los dientes y desarrolla los músculos masticadores.
  • A los niños pequeños y a las personas de mala dentadura o de digestión débil puede dárseles zanahoria rallada con su jugo.
  • La zanahoria es neutralizante de la acidez de estómago y de la sangre; recomendable en el exceso de ácido úrico.
  • También tiene un gran valor trofoterapéutico en las afecciones del hígado, ingerida en todas sus formas, pero especialmente cruda y en ensalada.



El jugo de zanahorias es uno de los mejores tónicos. En toda clase de fiebres e infecciones del aparato digestivo obra maravillosamente, cura y entona la vitalidad.


El jugo fresco se consigue exprimiendo la zanahoria rallada y constituye una de las mejores medicinas para los niños, cuando se nota en ellos pobreza fisiológica. La zanahoria cruda rallada, mezclada con ajo picado o con anís (una cucharadita de la planta de anís por plato), es un buen remedio para los niños que tienen gusanos.


El jugo de zanahoria s también útil en la bronquitis, añadiéndole un poco de miel o zumo de limón.
La zanahoria además, suaviza la piel depura y mejora el cutis.
 Se ha comprobado que la zanahoria contiene las vitaminas A, B, 2 y C, así como abundantes sales minerales: calcio, hierro, silicio, potasio1 sodio, fósforo y magnesio.


No es por casualidad que este excelente producto de la huerta tenga también, como la cebolla, un gran poder para prevenir el cáncer.



  • Comiendo habitual mente zanahorias crudas, junto con otros vegetales también crudos (especialmente plantas silvestres), todo preparado del modo más sencillo y natural, sin sal y sin vinagre, se comienza un camino hacia la curación de numerosas enfermedades.
  • La zanahoria, con su abundante contenido vitamínico y sales minerales, se encarga de ello. Todo lo que necesita para la salud se encuentra en la zanahoria.



Sin pretender agotar la extensa lista de las enfermedades que cura o alivia, destacaremos las siguientes: anemia, ictericia, enfermedades del hígado, enfermedades de los riñones, de la vejiga, de los pulmones, de la garganta, del estómago, de los intestinos y de la piel.
Actúa cono purificador de la sangre y como estimulante que vitaliza el organismo. Ayuda a tener la piel y el cutis limpios, y los órganos internos, particularmente el aparato digestivo, en buen estado de funcionamiento.


PARA HACER SU CURA

  • Se toman zanahorias frescas, se lavan bien y se pasan por la máquina exprimidora o se rallan con un rallador común, y luego se exprime la masa resultante haciéndola pasar por un lienzo fino o por un colador. La masa que queda se puede aprovechar para tomarla aliñada con limón junto con la ensalada en las comidas.
  • Cada hora se toman de cinco a siete cucharadas del jugo de zanahorias, que se prepara en el día; también, si uno se despierta por la noche, puede tomar un poco. Si ha sobrado un poco de jugo del día anterior, no debe consumirse, pues ha perdido gran parte de sus propiedades. El jugo debe guardarse siempre bien tapado. No se deje nunca la cuchara en contacto con el mismo, pues podrá producirse un envenenamiento, por la reacción del metal de la cuchara con el jugo.

Mientras se hace la cura de zanahorias, hay que comer muchas ensaladas (lechuga, escarola, rabanitos, tomate, pimiento, cebolla, remolacha, aceitunas negras, etc., mezcladas con plantas silvestres (ortigas, amargón, lengua de vaca, borrajas, verdolaga, etc.), todo preparado lo más natural posible, sin sal y sin vinagre, y sólo un poco de aceite puro de oliva. Va bien añadir un poco de zumo de limón en sustitución del vinagre.
Al mismo tiempo, en tanto dura la cura, conviene comer cada día puré de patatas, a ser posible patatas nuevas. Las patatas se cocinan con la piel, luego se mondan y se prepara el puré. Las patatas son muy ricas en bases; absorben las sustancias morbosas y las toxinas y las eliminan del organismo mediante la evacuación. Por eso es tan recomendable el puré de patatas.
  • La cura de zanahoria debe realizarse durante 1-2 semanas.
  • IMPORTANTE: Nunca dejes una cuchara en contacto con el jugo, puede producirse una reacción nefasta al contacto con el metal.
  • No se han reportado efectos adversos ocasionados por el consumo de zanahoria en las mujeres embarazadas o en aquellas que se encuentran en elperiodo de lactancia. Por lo tanto, es seguro consumir la raíz de esta plantapor las mujeres que se encuentren en estas situaciones.
    El consumo en exceso de la raíz de la zanahoria puede provocar casos de diarrea, esto se debe a las propiedades digestivas de esta planta, que facilitaría la realización de los procesos digestivos.

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog