Translate

martes, 18 de octubre de 2011

GASTRITIS Y GASTROENTERITIS: TRATAMIENTO NATURAL Y EFECTIVO

 La gastritis y la gastroenteritis,etc., así como otros trastornos ocasionados por gérmenes, pueden combatirse de forma segura y eficaz, y sin efectos secundarios, con la ayuda de una serie de cambios en la dieta, plantas medicinales y medidas de higiene natural.


Cierto es que los antibióticos son un arma excepcional cuando se requiere una intervención rápida contra determinadas bacterias causantes de graves patologías, pero no es menos cierto que un uso indiscriminado de los mismos, digamos que fortalece el sistema inmune de dichos gérmenes, llegando a hacerles muy resistentes e incluso invulnerables al tratamiento con antibióticos.


Por tanto se pone de manifiesto que el sentido común en cualquier tratamiento patológico ha de ser el primer arma a emplear. Y aquí es donde tienen un peso específico y cada día mayor la fitoterapia (plantas medicinales) y otras terapias alternativas que nos restablecen sin hacer uso de terapias más agresivas a base de fármacos sintéticos.


De tal manera podemos asegurar que no se trata de imponer criterios, sino de conjuntar esfuerzos con la debida sincronización. Un caso a tener en cuenta es el de la gastroenteritis y su molesto cuadro sintomático. 
Tanto la inflamación de la mucosa que recubre el estómago, causando calambres y dolores, náuseas, vómitos, diarreas y pérdida del apetito, denominada gastritis, como la irritación e infección del tracto digestivo, que produce los mismos síntomas acompañados de fiebre, es decir la gastroenteritis, suelen tratarse con antibióticos, si bien muchas veces su origen no es bacteriano.

Ambos trastornos pueden causarlos virus. La gastritis también pueden deberse al consumo de fármacos como la aspirina o el ibuprofeno, que irritan las paredes estomacales, mientras que la gastroenteritis pueden causarla los parásitos.

La mayoría de las gastritis o gastroenteritis duran uno ó dos días y desaparecen, pero si persisten o se tienen vómitos o heces con sangre, dolor de estómago o fiebre alta, hay que ir al médico.

Para que el sistema digestivo descanse y se recupere, hay que hacer un día de ayuno, y beber al menos ocho vasos de agua al día,  para prevenir la deshidratación y lavar el tracto digestivo. Asimismo hay que evitar las comidas que irriten el estómago, como la leche o los cítricos, que aumenta la acidez estomacal.

  • El estómago puede calmarse tomando una infusión de manzanilla, tres ó cuatro veces al día, entre las comidas. 
  • También puede prepararse una decocción de Ulmaria, Jengibre y Malvavisco, hirviendo una cucharada de las dos últimas hierbas en tres tazas de agua durante 10 minutos, y agregando otra cucharada de la primera planta, después de retirar el líquido del fuego, dejando en remojo otros 10 minutos. Esta infusión debe beberse tres veces al día. 
  • Y para reforzar su poder curativo, endulcémosla con miel de colmena, lo más pura posible.




OTRAS MEDIDAS:


  • Para evitar que se surjan, conviene eliminar o reducir el consumo de alcohol, cafeína, bebidas carbonatadas y tabaco, que irritan el estómago. 
  • Para mantener los gérmenes a raya, hay que lavarse las manos antes de cocinar o comer, fregar los utensilios con agua caliente y jabón después de trabajar con carne o pescado, descongelar la comida en la nevera, y no comer alimentos cocinados o lácteos que hayan estado más de dos horas sin frío. 

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores