Translate

martes, 17 de enero de 2012

REMEDIOS NATURALES CONTRA EL COLESTEROL ALTO Y LA ANEMIA


  • La tasa de colesterol podríamos fijarla según estos baremos:

  • -Colesterolemia por debajo de 200 mg/dL (miligramos por decilitros): es la concentración deseable para la población general, pues por lo general correlaciona con un bajo riesgo de enfermedad cardiovascular.

    -Colesterolemia entre 200 y 239 mg/dL: existe un riesgo intermedio en la población general, pero es elevado en personas con otros factores de riesgo como la diabetes mellitus.

    -Colesterolemia mayor de 240 mg/dL: puede determinar un alto riesgo cardiovascular y se recomienda iniciar un cambio en el estilo de vida, sobre todo en lo concerniente a la dieta y al ejercicio físico.
Sea como fuere, el colesterol es necesario en nuestro metabolismo y no se trata de librar una guerra sin cuartel contra el mismo. Normalmente y para afrontar un plan en caso de ser necesario su control, los especialistas recomiendan no sólo hacer una vida menos sedentaria, sino mejorar la dieta con un incremento del consumo de frutas y verduras, ricas en nutrientes, fibra y sin grasa.

También es aconsejable ingerir más alimentos con grasas insaturadas (monoinsaturadas y poliinsaturadas) como el pescado, el pollo y los aceites vegetales como el de oliva y los de semilla (maíz, girasol). No deben faltar productos integrales ricos en fibra, así como cereales, arroz, legumbres y pasta. Aunque no se supriman de la dieta, es recomendable moderar el consumo de café, té, bebidas refrescantes y lácteos (es mejor recurrir a desnatados exclusivamente).

Se suprimen generalmente todos los alimentos con grasas saturadas: carnes rojas, cerdo, cordero, fiambre, queso graso y mantequilla. Los productos con exceso de azúcares y calorías también se eliminan (chocolate, bollería, salsas, patés...), así como aquellos que son fuentes directas de colesterol: la yema de huevo, algunos productos de casquería y los crustáceos. El exceso de sal y especias también deberá evitarse.Y con él, las conservas y preparados que abusan de estos condimentos.

Veamos ahora un remedio que ayuda sobremanera en el objetivo y que podemos tomar sin problema y sin perjuicio de las medidas anteriores:


- Para un litro de vino tinto (de calidad; basta con que sea un buen cosechero del año), prepararemos:
  • 200 gramos de hojas secas trituradas de alcachofas.
  • Dejaremos macerar durante 15 días.
  • Filtramos y tomamos 15 días al mes, por la mañana y fuera de las comidas, un vaso de este preparación.


- Tabién prepararemos una infusión de:
  • Dos cucharaditas de hojas de olivo secas.
  • Dos cucharaditas de salvia (salvia officinalis), hojas secas
  • Dos cucharaditas de menta, hojas secas
  • Dos cucharaditas de anís
Para un vaso de agua y tomaremos la misma depués de comida y cena durante 15 días también al mes. No importa tanto en el caso del vino como en el de la infusión, que los 15 días sean seguidos o dejando espacios entre ellos. Lo importante es que sean 15. Y por lo menos hasta que notemos una disminución real en nuestros niveles de colesterol.


Para casos de urgente bajada del mismo, aumentar la dosis de la infusión en una cucharadita por hierba. Así mismo te recomiendo que veas DIETA BUDISTA Para una imperiosa necesidad de bajar el colesterol.

También he rescatado del archivo del blog, esta receta de origen mexicano que puede que te sea sumamente útil


Esta receta de origen mexicano, resulta súmamente efectiva para tratar estados de anemia y de colesterol superior a los límites permitidos.
Si sigues algún tratamiento en la actualidad, puedes tomarla igualmente, dado que sus componentes no implican contraindicación.
Una sola salvedad:
  • Si padeces úlceras de cualquier tipo del aparato digestivo, NO TOMES ESTE REMEDIO. Hay otros que si se pueden adaptar, aunque en este caso convendría la rápìda viisita al especialista.

Ingredientes:
  • 1 aguacate
  • 2 dientes de ajo
  • 3 o 4 gotas de tabasco
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • sal (poca cantidad)
  • zumo de  un limón maduro
Preparación:
  • Se trocea el aguacate, se reserva, y se prepara una salsa con los dientes de ajo picados, así como el tabasco, el aceite de oliva y una pizca de sal y limón.
  • A continuación, se mezcla el aguacate con la salsa, machacándolo todo hasta conseguir una textura de puré.
Dosificación:
  • Tómalo durante 15 días preferiblemente como cena, acompañándolo de agua mineral baja en sodio

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog