Translate

viernes, 9 de marzo de 2012

HEMORROIDES: UN EXCEPCIONAL REMEDIO NATURAL

El remedio que sigue es verdaderamente portentoso en su efecto y ha sido durante muchos años el 95% o más de la fórmula de una famosa pomada, que ha hecho historia. No obstante al ser un pomada, solo es válido su uso para las HEMORROIDES EXTERNAS. 
Son muchos los casos de preparados farmacológicos excepcionales que esconden un origen natural casi al completo. Y esto, no debería de extrañarnos en absoluto. La naturaleza bien aplicada es excepcional en curación, carece de esos riesgos adversos de los medicamentos de síntesis y como siempre repito, un único "pero"; las plantas son como son, actúan de una manera particular y hay que aceptarlas tal cual como son.
Lógicamente hay personas que por padecer dolencias determinadas o riesgos alérgicos definidos no puden tomar este u otro preparado, pero para todo hay solución en la naturaleza. Vale con que el terapeuta haga un ejercicio de seria responsabilidad y que nunca se olvide la figura del médico o especialista. Estamos para ayudar, no para imponer criterios.




Las hemorroides (popularmente conocidas como almorranas), representan un molesto y en ocasiones serio problema, que requiere incluso cirugía. A menudo, las inflamaciones de las hemorroides son consecuencia del esfuerzo para evacuar el intestino, aunque pueden ser causadas por otros factores como el embarazo, el envejecimiento y el estreñimiento crónico o la diarrea
Son nódulos varicosos de las venas del intestino recto, a nivel del orifico anal. Resultan provocados por el estancamiento de sangre venosa y entre las causas que fomentan su aparición podríamos citar:

  • Cardiopatías y hepatopatías
  • Alimentación desmasiado abundante
  • Vida escesivamente sedentaria
  • Obesidad
  • Deportes como la equitación y bicicleta

EL REMEDIO:
  • 1 berenjena de tamaño medio con el tallo verde
  • 300 gramos de aceite de oliva puro
  • 10 gramos de sulfato de cobre
  • 20 gramos de cera de abejas virgen

Desmenuzamos la berenjena con su tallo y la hervimos a fuego lento durante MEDIA hora con el aceite.

Colamos todo SIN TIRAR EL AGUA y el resíduo que nos queda, lo exprimimos con un trapo limpio de lino o algodón, volviéndolo anadir al agua que quedó de la cocción.

Ahora añadimos el sulfato de cobre bien pulverizado, mientras removemos manteniendo el agua caliente sin que llegue a hervir.

Añadimos ya la cera y apenas esté bien disuelta apartaremos del fuego.

Continuamos removiendo hasta que se forme una pomada, que retiraremos a un recipiente de vidrio limpio y seco.

  • USO: Aplicar sobre las hemorroides con un trocito de algodón hidrófilo, después de las defecaciones. Mejor después de lavar la zona y secarla convenientemente.

Y no podíamos concluir el post sin ofrecer otro remedio. Esta vez para las HEMORROIDES INTERNAS, que tan solo se diferencian en que los nódulos varicosos se hallan ocultos en el interior.

  • COCER EN UN LITRO de agua durante diez minutos:
  • 100 gramos de hojas de ortiga
  • 30 gramos de hojas de Gordolobo
  • 30 gramos de hojas de castaño de indias

USO: Por la mañana tomaremos una taza en ayunas y con el resto haremos baños de asiento.
Archivo: Hemorroides.png


Te recomiendo: ESPECIAL AJO: APLICACIONES, PROPIEDADES Y LA CURA TIBETANA DEL AJO

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog