Translate

jueves, 19 de septiembre de 2013

ACÉRCATE A CONOCER EL ESPINO ALBAR: UNA HIERBA MUY ÚTIL PARA NUESTRO CORAZÓN




ESPINO ALBAR, (crataegus oxiacanthoides, crataegus monogyna). Hablamos de una hierba prodigiosa en lo referente a problemas cardiacos:


  • Enfermeades coronarias
  • Angina de pecho
  • Fallo cardiaco
  • Hipertensión
  • Arterioesclerosis
  • Puede utilizarse como restaurativo después de un ataque cardiaco.
El espino albar es inócuo pero hemos de observar ciertas precauciones si tomamos medicamentos para bajar la tensión o debido a una de estas dolencias. Yo aconsejo siempre y no puede ser de otra manera, que antes se consulte con el cardiólogo y/o médico de cabecera, ya que su labor ha de ser siempre prevalente en estas afecciones y otras similares.
Por lo demás os aseguro que es una auténtica maravilla y sumamente desconocida para mucha gente.

El espino albar relaja y dilata las arterias coronarias y periféricas. Devuelve nuestro corazón a un estado rítmico sosegado, por lo que en caso de palpitaciones y taquicardias es insuperable.




En lo ancianos es también un remedio de primera ya que su acción benefactora sobre un corazón delicado y reductora de la tensión, aporta unos beneficios demostrables, sin necesidad de usar medicación alguna.


COMO TOMAR ESPINO ALBAR:
  • Utilizaremos flores, hojas y bayas secas.
  • Tomaremos en una infusión dos veces al día.
  • 2 cuharaditas de flores y hojas para medio vaso de agua.
  • Endulzaremos con miel de romero, azúcar moreno y sacarina sódica en caso de diabetes.
  • Si tenemos bayas disponibles, las coceremos aparte durante 5 minutos a fuego lento y añadiremos a la infusión, el equivalente al medio vaso que queda por completar.
EL ESPINO ALBAR SE TOMA POR UN TIEMPO PROLONGADO. Esta es una particularidad suya e innegociable, ya que así sus efectos son mucho más ciertos.
Aproximadamente 2-3 meses.
  • Si estas embarazada y padeces algún tipo de dolencia cardiaca, puedes tomar este remedio. Aunque insisto, consulta antes siempre con tu especialista.

Y una cosa más, es un error tristemente frecuente, el pensar que una dosis más elevada de esta u otra hierba actuará más deprisa. Nunca caigais esto; puede resultar todo lo contrario.



Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog