Translate

jueves, 16 de diciembre de 2010

LA CURA DEL LIMON Y DE LA NARANJA. ¿CUAL TE GUSTA MAS?

¿Cómo hacer la cura de limón? Pues este es el popular remedio. Pero te aconsejo que sigas leyendo lo demás por si tenías alguna duda de sus poderes curativos.

Se comienza tomando el jugo de un limón (puro, sin nada de azúcar ni agua) el primer día y se va aumentando uno por día hasta llegar a diez, es decir, al décimo día se debe tomar el jugo de diez limones. Luego se baja gradualmente hasta llegar nuevamente a uno, esto quiere decir que en el undécimo día se toman nueve, en el duodécimo ocho y así sucesivamente hasta llegar el vigésimo día con uno.




Los beneficios del limón van más alla de darle sazón a la comida, esta fruta, de origen asiática, es un poderoso aliado de la belleza y de la salud, desde aromatizar, desinfectar, exfoliar y desmanchar entre muchos otros usos.

Rico en vitamina “C” el limón es recomendado como un proovedor de esta vitamina que ayuda a la correcta fijación de hierro en la sangre. Se ha dicho que tener reservas de vitamina “C” nos previene de gripes muy fuertes y recurrentes aunque no esta comprobado aún.
El limón se convierte en un aliado del aparato digestivo. Es aconsejable en casos de insuficiencia hepática, elimina la acidez y pesadez gástrica, además de combatir problemas gastrointestinales. Tiene una acción depurativa importante y es un excelente remedio para evitar la formación de piedras en el riñón, artritis, artrosis, colesterol y problemas de gota.


El limón previene la angina de pecho y ayuda a tener una buena circulación, rebaja la hipertensión y es utilizado en el tratamiento de la anemia. Es recomendado en casos de impotencia sexual, combate el insomnio y alguno aseguran que previene el cáncer por ser un buen antioxidante. No hay que olvidar que ayuda a recuperar líquidos perdidos en caso de deshidratación o diarrea.

Aunque el limón se piense a menudo en como ácido, es muy eficaz en el curado de muchos problemas de la digestión cuando está mezclado con la agua caliente, incluyendo biliousness, náusea, ardor de estómago, los desordenes de los intestinos más bajos tienen gusto de infestaciones del estreñimiento y del gusano. Incluso se sabe para relevar hipos.
El agua más algunos limones se convierte en jugo de limón. El jugo de limón, cuando está tomado regularmente por la mañana, actúa como tónico al hígado y lo estimula para producir la bilis que lo hace listo para digerir el alimento del día. También se piensa para ayudar a disolver los cálculos biliares. Debido a su alto contenido de la vitamina C, se piensa para ayudar a prevenir y a tratar muchas infecciones, a acelerar la herida que cura y a templarla abajo de alta fiebre. El jugo de limón también releva síntomas de asma, de tonsilitis y de la garganta dolorida.

También es un diurético (elimador de líquidos) pero hay otras opciones más interesantes para esta función.





En la naranja tenemos presente: el calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasa, sosa y las vitaminas.
- el calcio facilita el desarrollo de los huesos en los niños.
-El fósforo es sumamente necesario en casos de estrés, personas nerviosas y en las intoxicaciones.
-El hierro ayuda a la hemoglobinización de la sangre.
-El magnesio sobreexcita el peristaltismo intestinal, combatiendo el estreñimiento. La potasa actúa como depurativo y disuelve las grasas.-
-La sosa, estimula el jugo pancreático, activa el proceso digestivo gastroduodenal, acciona la secreción clorhídrica y, junto con el ácido cítrico, disuelve el ácido úrico. Es muy beneficioso para las glándulas suprarrenales. La naranja posee también vitaminas A, B, G y, sobre todo, C.

Los cítricos y, en especial, las naranjas, constituyen la solución perfecta a la hora de combatir muchos estados patológicos pero también para mantener el buen tono vital cuando se goza de salud. El ácido cítrico, que es oxidante, depurativo, desinfectante y microbicida, estimula la eliminación de todas las sustancias que no se han metabolizado y que reposan en los distintos órganos. Además, su abundancia en sales minerales equilibra las dosis de nutrientes necesarios para el organismo

No sólo corrige las secreciones anómalas de ácido clorhídrico. También actúa como analgésico en los dolores de estómago –cuando se suministran las dosis adecuadas-, fortifica los músculos estomacales, desinfecta y disuelve los residuos acumulados y facilita las secreciones necesarias para realizar la digestión.

Hígado, páncreas, colon, riñón, vejiga, próstata, se ven beneficiadoa por las cualidades de la naranja.

Y todo esto está muy bien, pero como llevar a cabo la CURA DE LA NARANJA??
¿Bebiendo zumo como condenados? ¿Atiborrándonos de naranjas?

MI CURA DE LA NARANJA:
-1 vaso de zumo de naranja entre horas, 2 veces al día durante 5 días.

Y ahora lo que todos parecen pasar por alto: La verdadera infusión curativa de la naranja.

- Toma una naranja mediana y depués de lavarla, trocéala SIN QUITAR LA CASCARA.
La cáscara es una fuenta de carbohidratos impresionante y sumamente útil para nuestra salud.
- Hiérvela durante 5-7 minutos a fuego muy lento en medio litro de agua. La naranja ha de estar en el agua desde el principio, esto es, antes de que hierva el agua.
- Cuela con filtro natural (no papel) y toma un vaso endulzado con miel de romero justo después de la comida, durante 7 días.
- No se te ocurra tomar café durante todos estos días, ni leche; no hacen muy buenas "migas" que digamos con la naranja.

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog