Translate

jueves, 10 de enero de 2013

HOJAS DE OLIVO: EXCEPCIONALES PARA LA TENSIÓN ALTA


La hoja del olivo es un aliado excepcional contra la tensión alta. Con el olivo pasa algo parecido al girasol. Son notorios su aceite y sus frutos y universalmente difundidas sus virtudes. 



La "oleuropeina", proteina que confiere el típico sabor amargo de las aceitunas junto con los demás principios activos de la planta, (recordemos como actúan las hierbas: esto es; como una unidad indisoluble) parece ser la principal responsable de tal acción terapeútica.
La oleuropeina y su metabolito, el hidroxitirosol tienen una actividad antioxidante poderosa tanto in vivo como in vitro. Ambos le dan al aceite de oliva extra virgen su clásico sabor amargo y pungente. Algunos investigadores afirman que preparaciones de oleuropeína fortalecen el sistema inmunológico, mientras que algunos estudios sugieren que podría minimizar el avance de la fibrosis pulmonar.


Estas hojas son un auténtico tesoro para reducir una tensión sanguínea elevada sea por la causa que sea.

Sencillamente tomemos en infusión:


-2 cuharaditas de hojas secas de olivo para un vaso de agua.

- Endulcemos con MIEL DE FLORES


Tomaremos 3 tazas al día, fuera de las comidas.

Si deseas que la infusión sea mucho más placentera, añade una gotitas de limón y una cucharadita de MALVA. Todo un placer, ya lo verás.

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog