Translate

miércoles, 11 de agosto de 2010

TRATAMIENTO DE LA IMPOTENCIA CON TERAPIA SHIATSU

El hombre impotente es incapaz de mantener una erección o de completar una relacción sexual.

Aunque existan variadas razones para esta afección, son los factores psicológicos los que con más frecuencia constituyen la causa.

Aparte de esta técnica SHIATSU que veremos, existen otras formas de tratarla. Pero invariablemente deben ir acompañadas de un sueño correcto y una buena alimentación.

Primeramente, el paciente se tumbará en una superficie que sea rígida (las vibraciones de una cama estropean el shitasu) y comenzaremos por tratar los puntos que estas imágenes vereis coloreados, comenzando por la region cervical (puntos delanteros, traseros y laterales del cuello) y el punto que corresponde al bulbo raquídeo (justo debajo de la nuca).



Después descenderemos por la espalda y trataremos los puntos reseñados y coloreados. Y el punto que se reseña como de NAMIKOSHI (2, uno a cada lado)



Posteriormente daremos la vuelta al paciente y trataremos los puntos de la región inguinal (ingles). Tres puntos la conforman.





Para todos los puntos que no sean los de las ingles usar una presión simple del pulgar de 3 segundos, durante 3 veces.

Esta presión será de 5 segundos, 5 veces en el bulbo raquídeo y punto de Namikoshi.

Poner especial cuidado en los puntos del cuello. Aquí la presión ha de ser suave y poco profunda, admitiendo más intensidad en el resto.




En cuanto a la región inguinal (3 puntos en las ingles), flexionar y masajear primero el abdomen, para despues aplicar una presión juntando los dos pulgares con las palmas separadas (a modo de alas, figura de la izquierda) sobre los 3 puntos y toda la zona que los une, 3 veces durante 3 segundos.




Presionemos con el pulgar, con el pulpejo, no con la uña.

Presión regular y bien asentada.


Aunque estas instrucciones son efectivas, es preciso aclarar que el MEJOR SHIATSU, es aque que trata primero el cuerpo entero.
La presión por otra parte no ha de ser ni muy profunda ni muy superficial. Nuestros dedos pueden captar los lugares idóneos y haciendo pequeñas correcciones conseguir los efectos deseados.
Acompasar la respiración con la presión ejercida, expirando lentamente al aflojar ayudan sobre manera a la buena aplicación de la terapia. De 5 a 6 sesiones y se ha de notar el cambio a mejor, de forma segura.

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog