Translate

domingo, 10 de noviembre de 2013

EL BRÓCOLI (BRECOL): UN EXCEPCIONAL ANTI-CANCERÍGENO NATURAL

Estudios del año 2012 publicados en Inglaterra por el Instituto de Investigación en Alimentos en Reino Unido demostraron que relativamente bajas cantidades de vegetales crucíferos en la dieta (brócoli, coliflor, repollo), unas pocas raciones por semana, pueden reducir el riesgo de cáncer de próstata y el riesgo de que el cáncer localizado se vuelva más agresivo. Esta actividad anticancerígena también actúa contra el cáncer de mama, pulmón y colon.

Según este estudio el brócoli actúa activando genes que previenen el desarrollo de los tumores y desactiva otros genes que promueven la expansión del tumor.

Las crucíferas como el brócoli y la coliflor contienen indol-3-carbinol y sulforafano sustancias que tienen efectos antioxidantes y anticancerígenos.

El brocoli también se recomienda en los casos de fibromialgia y lesiones por virus del papiloma humano.



Originario de Italia, el brócoli o brécol nunca ha sido tan popular hasta que, paradójicamente, lo pusieron de actualidad los norteamericanos, que consumen 2.5 kilogramos por persona y año. Los pequeños capullos y parte de su tronco se comen hervidos, al vapor o con un refrito de ajos.
Es un cultivo de climas frescos, por lo que prospera pobremente durante los veranos calurosos. Habitualmente se prepara hervido o al vapor, pero se puede consumir crudo y se ha convertido en una verdura cruda muy popular como aperitivo. Un plato exquisito consiste en cocer brócoli con patatas cortadas en trozos y luego condimentarlo con pimentón, ajo en polvo y aceite de oliva.

La razón de su actualidad es que la ciencia le atribuye beneficios como el de actuar contra la anemia, el estreñimiento y los radicales libres causantes del cáncer, sobre todo los que afectan al colon y el seno. Además, regula el equilibrio hormonal y el nivel de estrógenos.

Recomendada a las mujeres que planean un embabrazo, es una verdura con un alto contenido en minerales (potasio), vitaminas y antioxidantes naturales que evitan el envejecimiento celular y favorecen la inmunidad del organismo.

Apenas contiene 23 calorías por 100 gramos, menos que las acelgas o medio vaso de leche desnatada. Es de la familia de las crucíferas, como la berza, la coliflor, la lombarda y las coles de Bruselas. Con bechamel resulta deliciosa.


Los últimos estudios que se han realizado a nivel mundial, arrojan que el brócoli puede ocasionar una serie de beneficios en su cuerpo ya que refuerza su sistema inmunológico.

Un estudio que se realizó en la Universidad de Warwick, en el Reino Unido, arrojó que comer brócoli ayudará a los diabéticos a eliminar los daños generados en sus vasos sanguíneos debido al ingrediente de este vegetal de nombre sulforafano, que provoca la producción de enzimas protectoras, situación que disminuirá el número de moléculas que dañan a las células.


Su contenido es: vitaminas c y K, zinc, acido fólico, selenio, azufre, potasio, betacaroteno, hierro, calcio, entre otros.
Si estás a dieta, el brócoli podrá ayudarlo ya que tiene muy pocas calorías, también combate el estreñimiento, si lo incluye en su dieta notará la diferencia.

Tiene un efecto antioxidante y previene hemorragias, además mejorará el aspecto de su piel.

En el caso de los niños que padecen de anemia es recomendable por el alto número de nutrientes que posee.


RESUMIENDO:

Combate el estreñimiento.
Ocasiona un efecto antioxidante.
Previene hemorragias.
Le ayudará a mejorar el aspecto de su piel.
Lo previene de la anemia.
Si usted se encuentra a dieta, será su mejor aliado.

Y NO NOS OLVIDEMOS DE SU GRAN IMPORTANCIA EN TRATAMIENTOS ANTICANCERÍGENOS, ya que puede tomarse se  esté siguiendo o no algúm tipo de terapia oncológica.


Y para terminar una receta sana e incontestable que previene los posibles elementos cancerígenos que podamos encontrar en los alimentos:

Ingredientes

1. Un vaso o 250 cc de jugo de tomate
2. Una tasa de brotes de brocoli crudas o cocidas al vapor por 3 minutos.
3. Una manzana mediana con cáscara.

Agregar si lo desea el jugo de medio limón ácido y medio chile dulce o morrón. La manzana se puede sustituir por una tasa de trozos de zanahoria y/o apio. Preferentemente use vegetales de cultivo orgánico en esta receta. Esta receta es para dos personas.

Preparación:

Mezcle todos los ingredientes y licue por tres minutos o hasta que la mezcla este homogénea. Si lo desea de una consistencia más líquida agregue más jugo de tomate. Tome en ayunas todos los días.

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog