Translate

sábado, 2 de octubre de 2010

COLQUICO: OTRO "VENENO" CURATIVO


El cólquico (Colchicum autumnale), es una planta llena de alcaloides, por lo tanto, sumamente peligrosa si se emplea sin noción alguna de sus posibles efectos. Aún siendo tan tóxica, hablamos de un remedio curativo de primer orden que puede usarse tanto en su versión homeopática como en la medicinal propiamente dicha.

En medicina tradicional se usa en preparados para achaques agudos y leucemia.
En homeopatía: artritis, reuma articular, enfriamientos gastrointestinales, neuralgias y trastornos cardiovasculares.

De este abanico de aplicaciones destaca con nombre propio la LEUCEMIA. Si tenemos en cuenta que la colchicina (su alcaloide principal)es un violento tóxico celular, debemos de tener en cuenta que para su uso en esta afección no sirven los cánones establecidos de curar con el "contrario" al síntoma sufrido.

En efecto, el cólquico funciona con un mecanismo similar al de las vacunas. En muy pequeñas cantidades, puede operar una activación de los argumentos de nuestro organismo en respuesta a infecciones y otras enfermedades.
Que sea superefectivo como planta para la leucemia es complicado. Y no es que no me quiera mojar pero resulta que hay determinadas hierbas que por su carácter varían ostensiblemente de una a otra persona. Bien, el cólquico es una de ellas. Y esta cualidad es suya e innegociable.


Por precaución y responsabilidad, no puedo dar aquí instrucciones como si de una receta culinaria se tratase. Existen en el mercado preparados homeopáticos.
No obstante, estoy dispuesta a atender consultas sobre el particular sin ningún problema y es ahí a título individual donde si que podemos establecer algo más.

Entradas populares

BUSCAR EN ESTE BLOG

Búsqueda personalizada

Seguidores

Archivo del blog